«El mayor reto de las universidades cubanas es que trabajen a favor del desarrollo de los territorios para resolver problemáticas puntuales de las comunidades y sus poblaciones», afirmó en un encuentro con la prensa Walter Baluja García, ministro de Educación Superior.

Luego de cuatro días de sesiones en el Palacio de Convenciones, el titular significó que la cita se consolida como uno de los eventos más necesarios a escala global para elevar la calidad de la enseñanza universitaria.

Baluja García significó la alta calificación de los delegados, entre los que hay expertos, rectores e investigadores, así como representantes de organismos internacionales vinculados al sector educativo.

El Congreso ha contado, en estas cuatro jornadas de trabajo, con un amplio programa, donde se han conocido de primera mano los avatares de la enseñanza universitaria en varias latitudes, refirió Baluja García.

«Los intercambios nos impulsan a tener una Educación Superior más pertinente, transformadora, social y de calidad, como persigue el lema del Congreso, “Educación Superior del futuro: transformación social, calidad, pertinencia y sostenibilidad”.

«Es un espacio para fortalecer la internacionalización de la Educación Superior, el derecho al conocimiento compartido y la elevación de la formación continua de pregrado y posgrado», destacó.

En sus palabras el Ministro subrayó la participación cubana en la cita, más de 300 entre rectores y otros académicos, así como puntualizó que asistieron autoridades de otros organismos de la Administración Central del Estado, que apuestan por el perfeccionamiento de la enseñanza universitaria en función de mejorar la calidad de su capital humano.

Adelantó que Cuba trabaja en estos momentos en el otorgamiento de becas doctorales nacionales en BioCubaFarma y que se busca una simetría en cuanto al intercambio de estudiantes y profesores del país hacia el extranjero y viceversa.

Añadió que se firmaron más de un centenar de convenios de cooperación entre casas de altos estudios cubanas y foráneas, rubricadas en su mayoría en el contexto de la feria expositiva del Congreso.

En la sesión de trabajo de este jueves continuaron puntualizándose acuerdos bilaterales. Uno de ellos fue la firma de un Memorando de Entendimiento para la Colaboración Educativa y Científica entre el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria de la República Bolivariana de Venezuela y el Ministerio de Educación Superior de Cuba.

El objetivo del documento es revitalizar las relaciones entre ambas naciones en el ámbito de la educación, la ciencia y la investigación, así como facilitar el reconocimiento mutuo de titulaciones e impulsar la formación y recalificación de docentes a través de la investigación científica y el posgrado.

Este viernes concluirá la cita que reunió por cinco días en el Palacio de Convenciones de La Habana a más de 2 000 delegados de unas 40 naciones, quienes tuvieron la oportunidad de participar en foros, talleres y conferencias donde se abordaron temas fundamentales para las universidades de estos tiempos.